El Blog

Calendario

<<   December 2018    
SMTWTFS
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Main
General posts

Perseguidos

Por YASHUAbcn - January 23rd, 2008, 19:30, Categoría: General

Los extremos se tocan. La estupidez siempre tiene una vuelta de rosca más. Cualquier situación imbécil que puedas haber vivido siempre será superada por otra mucho peor. Despues de pasarnos la tarde en una paraje con grandes arboles junto a un espacio deportivo decidimos contra nuestro propio criterio cambiar de ubicación ya que a ultima hora un estúpido vino a molestar a Vic. Fue así que anoche elegimos una calle oscura para dormir en una hora en que todavía mucha gente estaba en la calle tomando el fresco. Tuvimos la precaución de tener la puerta corredera abierta durante un rato y saludar a la gente que pasaba, incluso preguntar o pedir si había problema de quedarnos estacionados ahí. Alguien con algo de alemán que vivía en la misma calle dijo que no, que el lugar era totalmente tranquilo y la gente segura. Cuando  ya estábamos completamente dormidos (parece que un vecino paranoico llamó a la policía para advertirles de nuestra presencia) fuimos despertados por dos supuestos policías jóvenes que no sabían una palabra de ingles preguntándonos que qué hacíamos ahí, cuando la respuesta era más que evidente y en todo caso nuestros gestos lo confirmaban. Los tipos iban con camisetas cortas y sin uniformar. El coche con el que venían llevaba solo un faro con otro lateral completamente chafado y ningún indicador salvo los dorsales de sus indumentarias distintas de los dos chicos afirmaban su condición de polis. Nos pareció que las camisetas eran de esas de broma que se consiguen en los mercados. Les pedí su credencial pero se hicieron el longuis. En un momento dado pensamos que éramos victimas de un posible asalto o de una forma de mal gusto. Decidimos marchar sin saber la hora que era. Salté de la parte posterior de la furgo a la cabina pasando por encima de los asientos con los reposacabezas sin quitar. Todavía no sé como me pude deslizar. Reculé a toda pastilla y ya en la calle iluminada por la que habíamos venido  vimos que todavía era temprano y en que había los mismos corros que habíamos visto al llegar. Emprendimos la huida, el coche destartalado nos persiguió. Parecíamos una mala escena de una película de criminales de bajo presupuesto. Recordé haber visto la comisaria de policía y me encaminé hacia ella con el coche pegado a nuestro culo. Allí nos confirmaron que efectivamente eran policías  (una especie de nueva policía dijeron). Por señas y con alguna palabra les expliqué que parecían más los criminales que los policías dado su comportamiento. Fuimos el tema de comidilla de la noche y del día o la semana siguiente  De los dos tipos que nos persiguió, hechas las aclaraciones y las paces,  uno nos dio un puñado de pipas –cuya ingesta es un ratio nacional- a modo de reconciliación y disculpa. Yo las acepté poniendo fin a la anécdota, Vic mas cabreada, no. Luego nos sugirieron que durmiéramos delante de la comisaria, cosa que hicimos. A Migeorgia no le afectó la película. Para él pareció que todo entraba dentro del cromo del país. A partir de esa experiencia en otro par de  ciudades georgianas hemos ido directamente a preguntar a polis para que nos indiquen donde podemos ubicarnos, en realidad para informarles donde vamos a hacerlo para que no nos molesten durante la noche.

Recuerdo que la primera vez que, desde la sensibilidad hispana o latina, hablábamos del vecino-policía para referirnos al suizo y a su mentalidad que sospechaba siempre de todo foráneo a pesar de que su economía nacional dependía y se nutria de ellos. Por lo que se puede ver  la mentalidad policíaca arraiga en no poca gente y cualquier punto de vista paranoico llegado el momento puede tener más valor que la más firme de las evidencias. Otra curiosidad es que el vecino de esa calle que al parecer llamó a la policía sobre nuestra presencia tenía una choza más que una casa y podíamos apostar que su valor era inferior al vehículo y contenido que teníamos con nosotros.  Rehicimos la noche y el reposo tras comentar la jugada entre nosotros dos y amanecimos el día siguiente sin sobresaltos. Tratamos de comprar un backgammon en una tienda donde nos dijeron que lo podríamos encontrar. No tuvimos suerte, no lo tenían. El trato de la comerciante fue la que esperas de alguien interesado en vender sus artículos o en facilitarte la información para que encuentres el que buscas.

Lagodheki es lo mas al este que vamos a ir de Georgia. A partir de aquí en cierta manera iniciamos  la segunda parte de nuestro viaje de este verano con el retorno hacia el Oeste, aunque hasta que no estemos de nuevo en Estambul donde se besan los dos continentes no podremos afirmar eso con mayor exactitud. Nos acercamos hasta la frontera hacia el este con Azerbayan  pero solo para verla. Quiáas en otra ocasión  tengamos que volver al mismo lugar si queremos recorrer Asia por vía terrestre.

Los georgianos son mucho menos abiertos que los turcos. En Georgia se vuelve a tener la sensación de estar en la vieja Europa con miradas desconfiadas, con la sospecha de que la gente te observa detrás de los visillos, con la perplejidad en la mirada de tipos que tratan de intuir lo que hay detrás de nuestras cortinas cuando se encuentran por la mañana con nuestro coche estacionado, como hizo el otro día un militar, en el barrio periférico de Gori que hacia como encaramarse de puntillas para espiarnos dentro. Aquel día pensé que en nuestros artilugios de viaje valdría la pena tener un polichinela de esos que se mueven con la mano y ponen dos dedos para dos brazos para asomarse por la tela y hacerle mami pipa o decirle ¿Qué hay de nuevo viejo?. Si Migeorgia sigue con mostros podrá hacer esa función.

Migeorgia es un/a gato/a que ya tiene por referente nuestra furgo y nuestros estacionamientos. No se aleja demasiado de nosotros cuando aparcamos y tratamos de que se adapte a las comidas que preparamos sin hacerle concesiones. Esta mañana tiene te con pan remojado. Selo va zampando de momento pero  a juzgar por la experiencia que tengo con gatos no creo que acepte nuestra dieta.

L´art d´Escriure

Por YASHUAbcn - July 2nd, 2007, 22:37, Categoría: General

Les històries de les lletres donen bona compta de mags dels signes i erudits de les emocions que porten a llurs lectors  a estats  complexes de sentimentalitat. Conquerir, només amb la força de grafismes xifrats, o portar ben lluny d´on és a un lector qualsevol, disposat a deixar-se endur per la seva lectura, més enllà del seu contexte físic, es una activitat de les més cobdiciades. De fet, l´autor en aquest sentit esdevé un demiürg capaç de transformar la  immediatesa per  modificar-la en una realitat diferent a la carta.Quin escriptor es substrau de fer acabar els finals d´una manera diferent a la de la realitat?. De fet les circumstàncies són prou crues com per que no n´estiguem satisfets amb elles, quin mal hi ha en reiventar els fets, i així, donar-los-hi un altre sentit?.Les lectures que reb el món es belluguen entre l´idealisme i la fatalitat, entre el desig de que sigui d´una altra manera i la constatació de llurs obvietats. Tot passa per la paraula en general i per la paraula escrita com una variant de la comunicació. Escriure les coses és capturarles, treure-les de la seva grandària per portar-les a  una escala manipulable, l´escala de l´individu  petit i vulnerable. Amb paraules de la Maria Barbal, escriure és una manera de pair els esdeveniments, d´empassar-se el món, aquest món tan agegantat, temible, conflictiu, competitu, perillós, incomprensible a vegades, inmesurable i desenganyant. Escriure és un art fonamentalment privat que ha de plaure en primer lloc a l´escriptor, i després en un segon terme, llunyà, al lector. Escriure per a complaure una lectura  és fer una bufonesca. Escriure per complaure la propia creació és superior: perpetuar-se a través de la paraula deixada. Ésclar,que tal autoperpetuació és totalment ficciosa doncs la majoria d´obres escrites queden arraconades i no són descobertesfins molt temps després quan la falta d´autors vius elsfamés inofensius. Escriure aporta força avantatges: un espai de reflexió, una prova sentimental, un santuari  de meditació, un recull dels fragments de la propia vida, una finestra a les complexitats mundanes, un aclariment de les idees, una autosuficiència, una terapèutica escriturada, una poètica que fa vibrar, un compromís amb les creences, un amor per l´estil o la precisió, un refugi davant els estralls de la societat malaltissa, una autogestió dels recursos intel.lectuals,  un esbrinament del que saps i del que no saps; una constatació de la pròpia idiosincràsia, una esotèrica plena d´intererogants i convits a desentrallar-los, una amorositat  per les coses dites junt a una ansietat per les que queden per dir i potser per acabar, però i finalment, un desig de confirmació de l´ésser, quedan-te convertit en idees, en documents, en productes fets, en llibres. Finalment, tot el discurs torna a ser el que mai ha deixat de ser:un texte.Un texte que el venim escrivint entre tots desde sempre. És la simbòlica d´un texte únic malgrat les diferents variants de participar-hi.

L´art d´escriure s´ha posat de moda i molta gent enquaderna elsseusmanuscrits i publíca els seus llibres. Especialment del génerede lapoesiaper laquenopoca gent esveucapa de fer lesseves traces. Fer una feina analítica de treballs d´altres et fa més prudent a l´hora de posar-te a expresar les teves intimitats: felicitats o misèries. La poesía és un port dárribada de molts encuriossits per léxpresióescrita. Deu ser que la seva mateixa forma i petitor li dona una cara de cosa senzilla. De la literatura sensera és la part més difícil i la que més posa en evidencia qui l´escriu.

Un héroe de saldo

Por Jesus Ricart - November 16th, 2005, 16:34, Categoría: General

Letojanni 2 agosto 2005

 

En un poema dedicado fui el héroe

en la arena corrí como un atleta

en la carretera seguí viajando

en el debate no hay quien me la meta.

 

En un tiempo fui irredente

en escena mi prosa no es tan lenta

entre amigos presuntos voy vagando

sigo en la  realidad aun siendo cruenta.

 

En mi casa tengo de todo

voy de minero escarbando una veta

escarceos transgeneracionales  voy colando

por las calles de las noches atentas.

 

En los tiempos aquellos fui rebelde

ahora busco el refugio de una prenda

no soy nadie más que un nombre rodando

sin esperar que nadie me compra ni venda.

 

En situaciones delicadas recuento certezas

para darles a las gentes quizás una meta

camaleónico a veces voy brillando

sin que eso nadie lo consienta.

 

En pocas palabras: soy un nuevo austero

en la ciudad cuando me muero, una saeta

casi siempre, una imagen merodeando

en mis cuarteles de invierno vivo de renta.

 

La poesia compartida.

Por Jesús Ricart - November 16th, 2005, 16:22, Categoría: General

 

Encara  a desgrat d´en Pessoa que creia[1]  que el poeta és un fingidor, idea que s´aplicava a ell mateix en tan que tal, el poema -des de la franquesa- és un acte de valor, una ressolució heroica en tan que, qui així es presenta, revela, molt o poc, la seva intimitat sentimental.  El poema compartit és un acte confessat.  Va més enllà del jo que el diu per tenir ressonàncies en cada persona que li engantxi el fil.

Compartint una poesia és un recull d´una centena sobrepassada de poemes de diverses temàtiques que l´Emili Vives i Villanueva ha escrit a diversos moments de la seva biografía, especialment  la dels darrers anys. Comença el llibre fent dues observacions en prossa que emmarquen les pàgines següents: una,  la de la quantitat extraordinaria de poetes superior a la de lectors de poesia i  dos, que ell mateix es desmarca de la qualificació de ser-ho.

Entec que ésser poeta és una condició que no es tria tan per opció professional com per tendencia espontània, que a falta d´altra definició, podem anomenar-la com vocacional. Ho és qui fa dels poemes un estri d´expressió. Ho és qui fa de versaire, a l´amagatall de la cambra o del seu estudi sense necessàriament passar-la per  actes festius i socials. Ho  és qui et fa una presentació privada al volant de la taula, com ell em va fer.  Ho és, qui,  al llegir-la, vibra amb el sò de les paraules dins seu.

En aquest sentit llegint els llibres d´en Vives i Villanueva trobem textes  arrodonits i  ben construits amb prou càrrega de missatgeria que el col.loquen sota aquest etiquetatge de poeta. Potser es desmarca del cal.lificatiu atesa la quantiosa producció de textes en formes versades que existeixen  i de gentades que  proven sort en aquest gènere comunicatiu.

L´autor presenta, des de la seva modèstia, els seus textes versats a un públic per primera  arrossegant el dubta de si es o no poeta.Quinam ena d´erudit  podria dir d´un altre que ho sigui  o no? La qüestió és que per compensar aquest dubta intern li  surt  la necessitat de mantenir un tò poètic i solemne en totes les seves estrofes.

 Sigui com sigui, ens trobem davant d´algú que fa poesia i que molt possiblement la continuarà fent però  que no es desempellega del seu dubta inicial al presentar.la en respecte a  si és bona o interessant.  Seràn els lectors, que espero  siguin molts, els que l´inclouran en el calificatiu de poeta que ara ell no se l´aplica a si mateix.

Vaig llegir el seu llibre d´una tirada el dia després que m´el va donar i vam convindre aquest pròleg. És senzill de llegir  i captivador. Al fer-ho  em veia ami mateix  resseguint la fassera que rega els camps de la seva privacitat.

 

Totes menys dues són composicions amb quartetes  de forma terminal  clássica a cada ratlla  fent acabar en la mateixa síl.laba el primer i el tercer vers i en una altra, el segon i el quart; en la modalitat  ABAB i que de tard en tard presenta la variació de  ABCB, sent la terminació del tercer diferent a la del primer. Una, de les dues[2],  que no ho es, presenta estrofes de cinq versos, la qual,  per cert , mostra el duet  de contraris que dona la vida amb un però (aquest és el títol del poema)  intercalat el mig de cada  vers  posant la nota de l´impossible, o  la veritat del contrari  “...coneixes però calles/et dol però somrius...” “desitges però t´ignoren/ guanyes però et roben »    “creixes però t´aixafen/fuges però t´atrapen. I conclou amb “et mores però no ressucites” remarcant la qualitat mortal de tot  protagonista de la  vida per molt valent que pugui ser deixant entreveure una certa desfeta. La poesia s´obra camí traient-li l´estretor als límits dels impossibles. Noció amb la que es baralla tot emprenedor existencial.

Tots els  poemes estan entre dues i quatre estrofes encabits perfectament en els limits d´una pàgina. La pàgina en blanc és el camp d´un univers en el que intervé un texte construit per ocupar el lloc principal de l´escena. La pàgina és la geografia on  el poema li fabrica l´ànima.

Els textes, un rera l´altre,  van donant les traces de la personalitat que els ha anat destil.lant.   Estan repartits en  grans capitols: el primer és amor, desamor i erotisme,: segurament la trilogia de la que no es deslliga cap aventurer de les idees i perseguidor de les dolçors terrenes. D´ell es traspua la idea detenir un gran amant al rera de la caligrafía. Per la llaminadura del cos del desig construeix paraules boniques que desblinden el cos de la dona com tema recurrent.

Declara la solitut des de l´”amor perdut”, l´oblit de l´altre,  la confidència reservada “...que no expliqui els meus secrets/que no em convé que sàpigues...” ;  la crueltat de la pèrdua com  “ …una factura del destí”,   “la infidelitat inevitable”  i  el fet de la gelosía com un distanciador, la fal.lera de la llibertat  i la seva  inevitable col.lisió amb l´amor “...els cors no volen cadenes/ni es poden engabiar/cal que caminin lliures/només l´amor els pot lligar”.  Un gruix de textes són sobre les relacions de seducció i conquesta i la figura femenina de l´altre com lloc de trobada i saviessa  “...com a terra mal conreada/com a tela a mig teixir/persisteix fidel i frustrada/a qui no la sap conquerir...” .S´esmerça per convencer a les verges  perque ho deixin de ser.

De l´amor i el desamor passa a la denúncia, la poesia social des de la que repassa esdeveniments intensos : canta a  la  mare del soldat, a les víctimes de Sarajevo, a la dialectica clàssica del pobre i el ric.  Es fa ressó de les vicissituts de diverses gents: la del pagés,  la del musulmà immigrat,  la dels  iraquians des de la invasió,   la de l´avi a l´asil,  la del presoner, i dels conceptes que han esdevingut clàssics en el discurs dpoètic de totes les èpoques:,  del desig, de la desil.lusió, de l´amor negat, de la sexualitat en espera,  de la voluptuositat, de l´opulència sensorial i la del diner del poder “jo no vull viure més/en un món amb olor de podrit/on quasi tot ho són els diners/i on el plor i lam ort en treuen profit”

Els seus rodolins sacrifiquen una mica la potència del missatge a la forma. A l´emprenador  fracassat  del 1992 endevino un punt d´inflexió a la vida de l´autor pel que fa a reendreçar el seu futur personal i empresarial i quan diu al poema contigu  “ella t´estima encara/és l´unic que tens/la resta són il.lusions trencades/conforma´t amb el que ets”  fa predominar la reconcil.liació amb la realitat, amb allò que hi ha.

Com que és el llibre d´una vida també estén el seus capitols als poemes del dol i la mort.  A d iari dún mort  es llegeix  “...reposo/en aquest nínxol negre i trist/lluny d´enveges i esforços/on només els grills em canten la nit”

L´Emili es mostra  en aquest llibre com un empresari poeta que des de la força d´un poble renascut el Fonoll, troba temps entre les pedres de la reconstrucció i els maldecaps d´un emprenador per cantar a la joia del viure i el gaudi del cor obert. No en và la portada del llibre és la d´una porta florejada oberta de bat en bat per visitants dá mics amb qui compartir conversa i taula.d´entre els racons de la natura  descuidada ha trobat que “../a pesar d´alguns caciqs/ la font pot altre cop somriure/ja eixuga la set dels seus amics”.

 



[1]O poeta é um fingidor/finge tao completamente/que chega a fingir que é dor/a dor que deveras sente”. Cita presa de Poètica de la frustración de Alfredo Elejaide F. Lima 1997. http://macareo.pucp.edu.pe/-elejalde/ensayo/poetica.html

[2] L´altra son dues tercetes; Per ésser més feliç

bohemiabis@yahoo.com

Por YASHUAbcn - October 15th, 2005, 2:00, Categoría: General

 

Si quieres participar en un proyecto de poesia urbana e itinerante rememorando lostrovadores que eran portadores de lo nuevo recuerda que tu ilusión, energía e ideas puede cambiar las coordenadas que habitamos.   bohemiabis@yahoo.com

La Quema de los Ídolos

Por YASHUAbcn - October 15th, 2005, 2:00, Categoría: General

Tras la quema de los ídolos y el fin de las políticas de partidos  que fracasaron como zorros vengadores no podemos pensar que el arte o la poesía nos bendecirán con palabras nobles para devolvernos la virgnidad de la preadolescencia. El arte es también un subterfugio para canallas y un mentidero de las galerías de los que pretenden imagen y triunfos y, de paso, la pasta más gansa y los dineros  de mayor liquidez.  La tragedia de la poesía es que no puede clamar ¡creed en mi! A pesar de eso el comercio de ideas entre un poeta y su musa y alguien que ama con alguien amado, que por las palabras ha sido cincelado, no tiene comparación posible en el cuadrilátero de las experiencias posibles de este mundo encerrado. La poesía busca maestros en el arte de seguir ennobleciendo la literatura a pesar de que la realidad siga denigrando la condición humana.

Aunque la honestidad del artista le lleva a la destrucción de sus bodrios y  desaguisados siempre puede tener una mínima dosis de conservadurismo que le lleve a hurgar en su papelera para retomar la frase imperfecta con la que poder seguir viviendo.

El retorno como reintroducción. Jesus Ricart

Por YASHUAbcn - October 15th, 2005, 2:00, Categoría: General

El Retorno a Penélope.

La década de los 90 fue la de la reunificación de mi pasado con mi futuro. Tras algunos años de ensoñaciones, desplazamientos, viajes y desubicaciones volví a la geografía de mi nacimiento, que es en la que he ido fichando. Nunca abandonaría del todo el interés por  otros atractivos geográficos pero  Barcelona y su entorno me ha influido con los paisajes más familiares.

La magia de los lugares siempre me seguiría llamando para apartarme de mi lugar o, dicho de otra manera, para no sentirme nunca  un residente homologado. Nunca me sentí muy convencido de pertenecer a un sitio. Pertenecer a un solo lugar del mundo era tanto como pertenecer a quienes  lo habían construido históricamente, a los progenitores o a los que mandaban. Y yo, desde mi orgullo prematuro nunca quise pertenecer a los otros.

Pasadas las décadas del brío (los sixties, los setentas y los ochentas) volví sobre mis pasos.  Había cruzado el límite de los treinta hacia de eso ya siete. Y parecía que se puede estar jugando con la vida hasta los 30 pero no después de esta cifra a la que tantas cosas y tanta gente te enfrentan como ralla fronteriza. O al menos de esa guisa rezaban los gustos adultos. Sin ver apenas mundo me cansé más pronto de sus avatares de lo que supuse. Con 37 por edad  volví a instalarme en Barnápolis a la que tuve que cambiar de nombre tratando de ampararme en un sortilegio para  no caer en la condición de urbanita de altos barrios o bajos fondos, condición ésta que nunca me convenció del todo.

Me dije que  cualquier ciudad podía servirme para hacer una  toma de lugar y puestos a elegir una ¿porqué no quedarme con la que más conocía? Yo nunca dejé de ser un metropolitano, aunque empecé como  un ordinario hijo de provincias que cargó en su biografía los embates de la era industrial y de los prodigios de las masificaciones  urbanas y hacinamientos humanos. Los átomos me hicieron nacer en Royal Dance donde la realeza, por cierto, nunca tuvo a bien elegir para nada singular  y  donde salvo el ball de les  gitanes no se destacó por demasiadas danzas.

Una localidad, casi rural, cuya mayor efemérides recordada  de la infancia fue el paso de Franco, Francisco por nombre y Bahamonde de segundo, dentro de un vehículo negro (blindado decíamos a soto voce  los criajos) por la carretera principal flanqueada desde las aceras por el griterío del pupulacho infantil y escolar con banderitas de papel españolistas, con las paredes sin ventanas de la  imponente Uralita que por aquel entonces tenia la autoridad legal para manejar  irresponsablemente el amianto y  producir asbestosis por la que enfermó y moriría alguna gente.

 El acontecimiento fue prematuro y preclaro. Creo que fue un punto de infllexión que dejó atrás parte de mi inocencia para salir, tras las efemérides, convertido en un antifranquista intuitivo (ningún magnatario que se escondiera del pueblo  y no se atreviera a asomar la vista por la ventana de su coche, no digamos ya detenerlo, podía ser alguien legítimo.Alguien con miedo en una jefatura  de estado podía tener todos los números para ser un impostor).

Ese fue el lugar geográfico de mi atomización en cuerpo –no diré: y alma-.  Podía haber nacido en algún lugar de Carolina del Norte, en Shangai o en Sudafrica, pero procesos que no controlo me metieron en esas llanuras y no en aquéllas. Mi campo de aterrizaje pertenecía a una comarca cuya parte occidental era llana y tenía,y sigue teniendo por denominación el nombre de los valles.

La vuelta, ya sonando las campanadas de 1990,no supuso el reencuentro con una pasado extraordinario, tampoco  la reunión con las gentes de antes, ni siquiera el paseo por las mismas calles. Todo estaba cambiado, no reconocía as la gente y por obra y magia del urbanismo perdí de vista para siempre muchos espacios de juego de antes. Tampoco me esperaba  ninguna compañera en ninguna casa. Aunque simbólicamente volvía  al lugar donde Penélope no había parado de tejer y destejer la realidad en todo ese tiempo.  Pero ni yo era un Ulises con relatos extraordinarios de mis aventuras ni las  personas, pocas, conque reconecté me habían estado esperando. Nadie me preguntó por mis viajes y mis estancias en otras partes. Creo recordar que algunos regalos que traía en mi equipaje finalmente o me atreví a darlos por no poder soportar mi propia imagen haciendo  tal escena. Mis contactos consanguíneos me dieron parte en su mesa pero no arte en sus corazones.

 El pueblo se había ido convirtiendo en ciudad y la ciudad en una aglomeración de seres, en su mayor parte, anónimos. Tenía poco que ver con la que yo traté en la infancia y en la adolescencia. No conservo poesía, escrita o mental, de aquellos años primeros , ni de un periodo ni otro, lo cual lamento, pero sí la ligera memoria de un presentimiento: el de haber nacido fuera de tiempo y lugar. La fuerza de la costumbre, y la imposibilidad de elegir otra fortuna para mi historia, me acostumbraron a los hechos, a las caras, a las calles y, sobre todo, a mí mismo.

   Escribir poemas a una cierta distancia, en años, del sentir que en ellos figuren, es ya una pequeña traición a la memoria. Y mi memoria son mis papeles. Mi memoria es un verso atrapado en un momento a pesar de mí mismo o del dictado de la forma.

 Los 90 serían, para mí,  la cifra de la normalidad, si por norma admito la regularidad, la predectibilidad y la apariencia formal de la vulgaridad.  Fue la década en la que debí hacer mis asignaturas pendientes. Retomar el tren perdido por haber cogido el globo sin timón de la utopía llevado por los vientos que le soplaron. Fue la década para ponerme a hacer, aunque tardíamente, lo que todo el mundo hacía: tomar el metro cada día a la misma hora, cumplir con un horario laboral, cenar en la misma mesa, tener a la misma compañera. Terminé una carrera universitaria e hice mi organigrama de asuntos a los que acudir. Por  unas temporadas,  deseé integrarme en la gran ciudad,  participar de muchas cosas, volver a reunir a gente o a reunirme con lo local.  Entre proyectos, parecían que serios, iba encontrando momentos para pergeñar a mano estrofas sin otra intención que capturar mis propios momentos. Nunca fui consciente de su cantidad hasta que los he tecleé una década  o década y media después. Esta no es una experiencia que no haya tenido antes. Lo he hecho con otros poemas manuscritos de otras temporadas archivados en carpetas de anillas. Al corregirlos  y  traspasarlos han tenido el valor del retrato emocional de mi –ahora sí diré- alma.

No tengo un pasado armado al que defienda a toda costa. Creo que nadie debería tener un pasado encastillado al que aferrarse por encima de su actualidad. Y sin embargo ¡cuan difícil es renunciar a él!,puesto que al hacerlo, es tanto como renegar de uno mismo.

La poesía refleja síncopes. Son pinceladas de retratos emocionales y sobre todo, son confesiones. Creo que no hay otro tipo de documentación más transparente de lo sentimental que la poética. Aunque ser poeta no sea ninguna garantía de sublimidad y la poesía pueda caer en manos de chusmas que la instrumenten para sus egolatrías lo mismo que el fuego de la pasión  llega a caer   en manos irracionales que pueden llegar a matar.

 La poesía de mis 90 debería haberse deshecho de  las experiencias de las décadas anteriores, pero siguió atrapada parcialmente en algunas de sus sombras.  Y aunque la sombra  y la tragedia forma parte de la necesidad intrínseca del vivir de acuerdo a Zweig,[1] siempre me resistí a ordenarla y publicarla por intuir que me encontraría con gritos de impotencia y pocos júbilos. ¡Quién pudiera escribir y vivir de sus odas! Y a mi pesar no he cribado la repetición de algunos tormentos. Por desear  querría ser Píndaro y emular  el estilo circense de sus odas por las efemérides de las grandes gestas y  las figuras destacadas de su época. Pero incluso él colocaba la verdad de  sus necesidades en el  deseo central  de la estabilidad al que raramente alguien renunciaría ”...quiero/ser feliz con lo que tengo y hacerme/un buen nombre favoreciendo a los amigos...”[2] Después de un tiempo de movidas geográficas y de una pretendida búsqueda de futuros, en lo social y en lo espiritual, la búsqueda puede continuar siendo la misma desde un lugar de arraigo, en el que la regularidad de las formas facilite incluso la recurrencia de los temas.

Un retorno es el punto final de un pasado o de una de sus etapas. Vuelven los supervivientes de sus guerras, vuelven los viajeros de sus viajes, vuelven los soñadores de sus utopías. Pero un retorno no significa el punto final de una investigación personal sino su reubicación en una geografía más tranquila. Lo bueno de Royal Dance es que no se distingue  por ninguna singularidad. Ni siquiera sus restos ibéricos de los que se ufana una arqueología la ha puesto en la lista de las ciudades de interés cultural. Su anonimato es su grandeza. Es el lugar ideal para vivir sin ser visto sin que nadie note tu presencia. Aún más en los últimos años en que los flujos inmigratorios buscan las áreas metropolitanas y las ciudades medias como sitios de adaptación en lugar de competir fieramente en las zonas neurálgicas de las grandes ciudades.

Desde un lugar tranquilo que da a la calle más ocupada por los otros, invito a la lectura poética sin otra prisa que la degustación de sus palabras reunidas que no tienen ninguna intención estilística y la tienen toda para la constatación de mi sentir.

 La cuestión  es que mi retorno a Penélope me ha reinstalado en un espacio ligeramente identificable, y sobre todo continuo, en un tiempo con el que no me identifico y  ante el que, en muchos de sus asuntos, vivo de espaldas.  Un retorno es también un balance en el que buceas en un pasado  antiguo en diferido.  Pero por encima de todo, un retorno es dejar de ocultarse con asuntos ajenos para enfrentarte a lo que eres en tus límites y en el éxito de aceptar lo que eres. Es así que un retorno te reintroduce a lo que habías dejado pendiente y a ti mismo tras el acopio de experiencias y aprendizajes. También tiene una cierta áurea de empezar de nuevo, aunque nadie se pueda deshacer al completo de sus sombras y sus factores que le precedieran.

 

 

 



[1] Stefan  Zweig. escritor austrico. Se suicidió junto a Lote, su mujer, en Petrópoli, (una de las ciudades consideradas como más bella del mundo en Brazil en 1942.Escribió Declaraçao,  donde explicaba  que su mundo, secuestrado por el totalitarismo y la barbarie se había desvanecido para siempre,arrastrando en su caída a su propia alma. “Toda sombra es hija de la luz y sólo quien ha conocido la claridad y las tinieblas, la guerra y la paz, el ascenso y la caida, sólo éste ha vivido de verdad”.

[2]  Píndar  Odes V Nemees/ïstmiques Ed Bernat Metge p. 35  Barcelona 1994

bohemiabis@hotmail.com

Por YASHUAbcn - October 15th, 2005, 2:00, Categoría: General

Edición desde enero del 2000, intención de regularidad mensual.

Paginas abiertas para textos originales de autores por conocer.

bohemiabis@hotmail.com  tel.celular  +34 610600691

textos plurilingües.

 

La  poètica: eina de descoberta expressiva i afirmació identitària.

 

La poesia onomatopèica escridassa la platea i remou les panxes.

 

En la república de las letras el discurso de lo sublime y lo bello prevalece.

 

 En la poesía  de la cripta catacumbea la genialidad que escapa de los atentados contra la libertad.

 

 

Poética: vial de enamoramiento y otros placeres inconfesos.

 

Mientras esperas que curen tus heridas, te regalen el cielo, te vistan de nuevo, te rindan el mundo

te pierdes la iniciativa de encontrarme a mi.

 

La  poética pasa por la  historia marginal.

 

En la faràndula de la vida hi caben tres coses: una mussa,  una llegenda i un poeta enamorat .Cap de les tres fa comerç.Per separat no es comprenen i juntes prenen el món per baldufa.

 

 

 

Los textos aquí pre-publicados son inéditos y originales. Están a  disposición de quien los necesite. Pueden ser usados y reproducidos total o parcialmente citando fuente y autor sin necesidad de pedirnos permiso para su traslación a otros medios de difusión.  Agradeceremos el detalle formal de que se nos comunique pero ni siquiera esto es imprescindible para que sean usados libremente. La teoría como el aire del cielo no puede tener copyright y las plataformas de edicion  pueden contribuir mutuamente a la expansión de las ideas sin  pensar únicamente en sus inversiones económicas. Un articulo o un texto o un documento videográfico  son vías de expresión del saber por encima de su condición de  productos a los que ordeñar comercialmente.

menu 069

Por YASHUAbcn - October 15th, 2005, 2:00, Categoría: General

Bohemia bis

núm 069  setiembre 2005  Barnàpolis

 

coordinación, selección y maquetación de textos: jesusricart

 

menú

articles-> El retorno a Penélope..  Jesusricart

La transferencia del yo en la obra escrita.  jesusricart

Ronda poética-> de Jesús Ricart-> Dins teu

Sota el sostre universal

Retrat de l´emoció

Calígrafo de los hados

De un reloj caído

En el trasiego de las citas oscuras

de Jordi Sar->Sobredosis de realidades

Diálogo en el bosque

De mis colgajos nihiles

Para que quede constancia

de Suso Rigarti-> Váyanse los malos

¡De acuerdo!... sin toda la certeza

Un espacio dulce

Continuar con sirenas

de S.Marasselva->Un poeta rehecho

No sé

Tras el mejor sintagma 

de J.L.Arco->Conspiración de la lava

Colores a las marcas

De Nestor Estebenz->Retrato de la mediocridad

Una biblioteca ruidosa. Protesta

Por YASHUAbcn - July 8th, 2005, 11:25, Categoría: General

a dept. Cultural Responsable de Bibliotecas.

Adrano 2005 julio 07

Debo agradecer la oportunidad que este municipio de Adrano me ha concedido por usar su biblioteca comunale. Estoy en ella usando el computer para leer unos textos digitalizados que traigo conmigo y para continuar escribiendo parte de una investigacion que hago en mi ruta por Sicilia. Estoy aqui desde las 15h. (momento de su apertura por la tarde). Casi inmediatamente despues de esta hora se ha formado una tertulia o reunion no labortal de unas 7 personas (todas ellas mujeres) en el rectangulo del mostrador de recepcion.

Tras aguantar por una hora o mas el ruido creciente de la tal reunion amical, co ntodas las caracteristicas de tratarse de algo habitual, les he llamado la atencion dado que resulta incompatible mantener una minima calidad de trabajo intelectual con un ruido verborragico ambiental.

A mi aviso debo decir que ha cesado la reunion no se si por comprension solidaria de las aludidas con mis necesidades de tranquilidad o por mi promesa de pedir el libro de reclamaciones antes de finalizar el horario de apertura.

Este incidente me lleva a la siguiente reflexion.

Como es que no se concede el puesto de trabajo a bibliotecarios/as que realmente sientan su oficio.? Es tan dificil detectar, en los procedimientos de seleccion profesional, a las personas que les guste realmente un espacio como este para el archivo de libros y su acondicionamiento como recursos publicos lectura?

Lamentablemente vengo comprobando en una buena parte de biubliotecas publicas de tamano pequeno o medio en toda Italia, (tampoco es el unico pais donde sucede eso) esta disposicion a convertirlas en lugares de encuentro, amicales o informales. No tengo nada en contra de la comunicacion verbal, por supuesto, pero no hay espacios mas adecuados como las plazas, las calles o los bares, pensados como lugares derelacion, para goces y para hacer amistades?

El fenomeno de llevarse la familia al lugar de trabajo, o las amistades, va en contra de las mismas condiciones del lugar i de la eficiencia laboral.Mucho mas en una biblioteca donde el silencio es una de sus promesas implicitas.

Por cortesia, o complicidad, mucha gente debe callar ante estos abusos de autoridad de los empleados o funcionarios en esa clase de establecimientos. De otro modo no comprendo que se haya convertido en un epifenomeno tan altamente desagradable.

Entiendo que guardar las minimas condiciones de seriedad y silencio son indicadores puntales de respeto y de cultura.

Las bibliotecas y centros culturales, entiendo tambien, no pueden ser lugares de palique con cuestiones que no tengan nada querer con los asuntos propios de ellos, ni refugio de empleados a perpetuidad que carecen de ética profesional y que a la postre, parece ser, ni siquiera les gusta leer.

El uso de las bibliotecas de todos los puntos ira en aumento por visitantes y transeuntes no vinculados a la localidad y que en sus viajes precisaran sus espacios para el uso de computers, la tranquilidad para lecturas y la consulta de textos. Su recurso por parte de extranjeros, como es nuestro caso, posiblemente no perdonara los ruidos ambientales injustificados que solo pueden tener la denominacion de negligencias y de ausencia de criterio de cualificacion y de falta notoria de la figura responsable de supervision.

Le/s agradezco su atencion a este s.o.s

Otros mensajes en Main