El Blog

Calendario

<<   November 2009  >>
SMTWTFS
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

November 2009

Pies de Fotos

Por JesRICART - November 28th, 2009, 7:50, Categoría: RONDA POETICA

 

Pies de fotos.

Cuando se utiliza la palabra importante usándola como calificativo de comparación siempre hay alguien que sale perjudicado y que deja al calificador en la pecera de los que boquean.

¿se puede enviar un mensaje rotundo? ¿directo, definitivo...? ¿Se puede hacer sin presentaciones, sin intermediarios, sin sondeos...? No, no se puede. Entonces ¿qué hago ensayándolo ante una mirada tan diáfana como la tuya? Has descubierto mi torpeza antes de terminarlo.

¿cuántas palabras cruzarán las pantallas?, ¿cuantos mensajes lo harán por todas las ciudades? ¿cuántos de nosotros nos encontraremos buscándonos y cuántos lo haremos sin buscarnos? ¿cuánto tiempo pasará para ser más abiertos, más claros sin temores ni miedos? No hay lista que colme los deseos ni número de personas que cumpla todos los anhelos.

A todo se le puede dar la vuelta. Cambiar una interpretación dominante que pasa por  única por otra emergente que puede ser la alternativa, si no definitiva, la mejor.

Tras probar la inmortalidad en memorias ajenas preferiré volver a repartirme como gránulos en el desierto para que no haya creador alguno que me rehaga como materia.

Las interpretaciones dominantes cambian cuando se ponen mensajes como notas de color para neutralizar los tiempos grises. Son nuestro antídoto contra tradiciones que quieren imponerse como deterministas.

Solo soy un eslabón de la escala trófica, como tú; una mota del polvo biológico. Formo parte de la muerte para vivir y a mi turno moriré para dar paso a otras versiones de la existencia. Vivimos en guerra y moriremos en un tiempo histórico en el que el mundo no habrá alcanzado la paz. A pesar de eso no mataré a nadie por que haya matado, solo me pondré a salvo de su violencia.

Te busco pero no sé como hacerlo, te intuyo pero no te distingo. Te sondeo pero no te toco. Buscame en la aldea de los dígitos, seguramente tu calle está muy cerca de la miá y cualquier día de estos nos descubrimos a la vuelta de una esquina..

Querernos no por currículos,esa es la ilusión; querernos sin especulaciones, eso es lo bonito; querernos sin controlarnos, ese es el reto; querernos con amores no posesionarios, eso es lo difícil. Solo querernos, dejarnos fluir como amores surcando nuestros mares, eh ahí otra manera de vivir la historia de los sentimientos.

En tiempos de palabras lanzadas desde bombarderos, donde se desprecian las verdades y no se reconocen los datos, saludo a quienes -como tú- amáis los debates de historia y de política, áreas en las que mas fácilmente los adversarios sufren la transformación repentina en enemigos fanáticos.

Después de tantas puertas cerradas, apenas un resquicio para alguna llamada; las puertas se sellaron, las casas sin luz se quedaron. Afuera: los peligros, los inciertos, el bosque y la montaña; adentro: sueños sin color, la oscuridad, se dijo que la segura parada. Afuera: el mar y los escenarios; adentro: la gota de una estalactita marcando el tiempo. Desde lejos se vio que aquella casa se hizo un gran roca, desde dentro la piedra se clavaba a los corazones de quienes la moraban, en lugar de la saeta de un mensaje; no fuera que este procediera de un bandolero que asaltaba de pasada.

Veámonos a mitad de camino entre la estrella que habitas y el planeta al que le das luz. Yo iré a la cita con mis notas de observador, tú puedes venir con tu natural resplendor. Viviremos cada palabra sin ningún plan ni dolor.

Podría ser que desde mi ordenada y abscisa yo esperara saltar a tus coordenadas. Pudiera ser que yo te esperara en las mías. Ni tú ni yo conocemos esa distancia aunque por un instante me convierta en tu noticia.

Miro al desenfado como un bien, sin escrutar el inconsciente de cada semblante dado. Vivo en el suelo de al lado, proponiendo jugar al scrabble a quien me preste palabras con las que enriquecer mi estado.

De todos tus ángulos ninguno que no sea fotogénico, de todos tus besos me ha llegado uno, o eso sospecho. ¿cuándo y dónde te lo devuelvo?

Para tu foto un pie que la remarque, para ti que ya sé que no me dirás sí para una pregunta que nunca hago. Somos jugadores cruzados aunque nos quede lejos eso de poder estar abrazados.

Entre los diseños que tus  manos hacen y las palabras de mi boca y mi grafo, vamos recreando este mundo al margen de cornetas y de las trampas de lazo. Pisamos los pasos firmes de bohemios entregados, sin necesidad de estrellato.

En un cuarto oscuro los besos son anónimos y los sabores son los mismos. Dicen que en los tanteos en la oscuridad no hay nombres ni presentaciones solo deseos y susurros.

Volviendo a lo nuestro: eso que cada uno tantea por separado pero que coincide en mundo, en tiempo y en lo amado. ¿cuándo nos miraremos más allá de los retales, tras los papeles, los deseos y los encargos?

Estamos de suerte: habitamos tiempos de lecturas y ediciones, personas que suben a los estrados en otra época vetados, libros que salen a la calle para disgusto de excensuradores y lacayos. Estamos de suerte, nada empezamos, llevamos vidas dedicándonos a contar nuestras furias y desenlaces.

A la diva caída yo remonto, desde la poesía que tributa la compasión de la figura que un submundo adora. A ti, historia y humo, te envío los besos de los que te privó más de uno.

Soy fan de tu mirada, antes de serlo de tu escritura debería leerte. ¿Te agradezco la invitación pero no crees que ese es el orden? Suerte como combatiente desde las letras, el único fortín en el que nunca nos destruirán. 

volviendo a ti, sirena de atlantes, ¿cuando me subirás para dar una vuelta por los mares?

Tu carcajada resuena hasta aquí, me contagia y me conmueve. Eres la celebración de la vida, la mejor acogida para una criatura experimentando con sus primeros balbuceos. Que tu festín con la risa te acompañe siempre.

¿Pudiera ser que nos conociéramos en sueños? ¿o solo fui yo quien te visité durante un viaje astral colándome por los techos? No sé decirlo pero sé que con tu sonrisa cerca lo descubriría.

De hombre a mujer te diría que a una mujer como tú por entero me daría. De poeta a musa te pediría que nunca estés muy lejos de mis caligrafías. De amante a amada te propondría el amor diario como medicina.

En una historia completa no puedes faltar tú, para contarnos todas nuestras tretas con las que alcanzamos el nirvana o algunas profanas metas.

Pudiera ser que entre dos me repartiera para dar a una la energía que recibo de la otra, para dar a las dos todo lo que contienen mis almas de interior. Pudiera ser que vivo de alucinaciones viéndote como ser divino.

Estoy aquí, para reescribirte de nuevo. Para reescribir todo lo que perdieras. No hay nada que no se pueda rescatar si se busca mar adentro con cada cita rehecha que te constituyeron en tu centro.

 No me encasilles,  averíguame.


La subjetividad petrificada

Por JesRICART - November 27th, 2009, 11:13, Categoría: RONDA POETICA

 

Resistencia ante la poesía. La subjetividad petrificada.

En cuanto el hablante se aparta del protocolo estandarizado en las formas de habla; pasa de los saludos, en una retórica de la superficialidad, a los versos, en grado de tentativa ,de cantos a estéticas de anatomías y miradas, probando suerte en el oficio de poeta; para su perplejidad y desengaño, se encuentra -se puede encontrar- con resistencias a lo poético, que si bien saludan como brillante y genial en un primer instante, dudan por sistema que sea algo más que palabras. Los fusileros voluntarios contra el poeta no faltan. Forman pronto como escuadrón de la muerte porque eligiera el canto, porque vistiera de grandiosidad sus palabras, porque elevara al reino de la memoria los detalles de la vida parda.

De lo poético, hay dos de las formas reactivas que genera que parten del asombro para terminar en el rechazo. Nunca se supo muy bien lo que era un poeta y para qué servía la poesía. Es decir, nunca lo supo quien no la sintió. Es difícil experimentar algo que no se comprende. El poeta a diferencia de los hablantes por turnos no pide permiso. Suelta sus versos sin que las máquinas o los consumismos los necesiten. Declara sentires que por su naturaleza nunca pueden ser a gusto de todos. En su proyección creativa puede cantar la belleza al crisantemo y a la dalia, a una geografía y a otra completamente lejana, a una estética y a otra muy distinta, a una mujer y a otra más, algo difícil aún para entender en tiempos de pluralidades perseguidas.

Un poema no es un ejercicio de bachillerato, surge incontenible, aunque esto tampoco hay que tomarlo en su forma exagerada. Surge porque hay alguien que se pone en clave psicológico-poética para permitírselo. Se poetiza si se miran las cosas y las gentes, sus circunstancias y sus hechos, desde la mirada poética. De cada escena de la vulgaridad cotidiana puede ser llevada a la categoría de extraordinaria con un/a poeta que ponga la mirada que la revalga. Para sorpresa de la figura misma que va a sus pagos sin ir a ningún lado que un poeta la cante es como encontrar un dios dado. Puede responder a su genialidad con sorpresa y preguntas no sabiendo que un poema ensalza y no contesta, constata y no averigua, expresa porque siente sin razonarlo porque no lo necesita.

En el mundo del materialismo más exacto, los realismos varios se complacen en acordar que las únicas verdades pasan por las limitaciones y las convenciones que así las declaran. Nada a ver con poetas extralimitados y textos únicos que los hacen individuos desnumerados que hay que tomar uno a uno. No es posible el poema sin el objeto cantado que lo inspire. El poeta no inventa el poema, el poema busca al poeta por el cual ser declamado o escrito.

Si ya está establecido que la sinceridad es lo más castigado, que al lenguaje de la seducción se le trata como estrategia para la conquista de los territorios genitales, que las innovaciones verbales generan desconfianzas,...el poeta tentativo es tomado como un tipo fuera de lugar y de rol. A los de su gremio, los invitan a bodas y sepelios para que ocupen las coordenadas precisas de unos versos sagrados, pero no se les permite que vayan por libre reinventando poemas, verso a verso y de improviso, para que no sean confundidos como locos sueltos.

Se me ocurrió versificar pies de foto y elogiar la figura humana en el gran exhibitorio. Aceptaron las palabras pero dudaron de la forma, volvieron a los clichés en las cadenas de las entradas insensibles. Nunca se extingue del todo la mueca de la reserva y la desconfianza. Quien no puede confiar en un poema es que no puede confiar en nada. Por su parte el poema sigue escribiendo a naturas y hadas, a ideas y aventuras, aceptando de la pasión sus llamas y de los demás, sus escapadas.

Un poema es una proposición delicada que busca una sensibilidad dispuesta a ser agasajada. Esas subjetividades petrificadas, más minerales que humanas, no están preparadas para elogios y amancias, que toman en conjunto por parafernalias, tácticas planes de artes seductivas y otras chanzas.

Escribo a fotos y a gentes lejanas, con la seguridad de que en su totalidad no pasarán a ser de mí, parte. No termino de entender el terror a la palabra andante, que la descalifiquen por ser constitutiva de una personalidad amante. El poeta enamorado dice lo que dice a todas, eso lo dicen ellas sin distinguir tantos textos para tantas otras.

Hay toda una críptica de alegorías que quedan en el inframundo reprimido por los que temen vivir como sirenas, rugir desde las aguas bravas para romances liberales, sugerir vuelos desde los sueños y hacer de la realidad algo distinto a un programa de obligado cumplimiento. Como poeta poetizo una mirada bella, resumiendo cada mirada que me encuentro a mi vereda; como poeta me repito en todo lo que he cuidado hasta mi madurez de escriba, seguiré cantando a las flores sin que lo sepan y a gestos humanos sin que se enteren ni me entiendan. Seguiré poetizando con toda la resistencia reactiva a la poesía, no sea que una se enamore de palabras sin que detrás haya nada. ¿Y qué es todo lo demás si no palabras?

Curioseo féminas que vienen de los mares, que se hicieron mayores sin dejar sus efigies de niñas, también a aquellas que siempre sospecharon de los demás, a los poetas primero, porque tampoco nunca se entregaron enteras a la vida ni revelaron los secretos de sus entretelas. Ya no me entristecen las dudas sistémicas, tengo almacenes de palabras para enfrentar piromanías y personas escépticas.

No hay despoetización más rápida que la de una figura cantada ridiculizando a quien la canta. Tanto más sorprendente cuanto que recibe la primera estrofa como un gran hallazgo. Demasiado efusión de un desconocido para un pequeño dibujo en una pantalla, en su canto. Tanto más extraño que lo celebra como distinto y como arte, pero a lo que no quiere sucumbir no sea que se convierta en su esclava. Pero no hay poeta despoetizado, a las piedras yo también canto, su tibieza devuelve el calor que algunos despechos me quitaran. Lo que me seguirá haciendo único será poder seguir creando lo que nadie haga.


coexistentes en la irracionalidad

Por JesRICART - November 26th, 2009, 19:38, Categoría: RONDA POETICA

 

Coexistentes en la irracionalidad.

Podremos ir cambiando las cadenas de la explotación por las cadenas de mensajes de las que vamos formando parte para resignificar este mundo.

¿Qué es la verdad? Sí, esa es la gran cuestión. A fuerza de excusar todos los puntos de vista, todas las subjetividades, se la ha relativizado tanto que se disculpan todas las posturas ¿todas? ¿También las de quienes asesinan y se burlan de los pueblos? La ciencia pasa por verificar las verdades objetivas, los distintos subjetivismos no necesitan verificar las suyas, les basta creérselas.

Como formando parte de un grafitti una musa me invitó a hacerme letras y verso, a hacerme color y pintura. Me fui invisibilizándome en susurros mientras ella me inspiraba para seguir escribiendo en el libro de honor, el de todas las paredes.

En un contraste blanco-negro intuí los colores reservados para las miradas visionarias.

Es al revés: nunca vivirás plenamente si no buscas y le encuentras  sentido a la vida y a la tuya. También es cierto que la vida es aquello que pasa mientras pierdes el tiempo en banalidades (también preguntándote lo que es cuando ya tienes respuestas suficientes para vivirla con y para la felicidad).

¿Cómo se lleva una vida con fans y seguidores sin poderlos tratar uno a uno en sus mensajes e individuarlos como seres distintos?

Con las uñas sigue militando nuestra felinidad. En caso de verdadera necesidad: úsense. Puedes excavar un túnel cuando te encarcelan o llenar de rallas la cara de tu carcelero.

El decir más honesto, aceptar que es complicado decirlo, no tener palabras para expresar una situación sentimental, ser entelequia, vapor, aceptar la efimereidad, el tránsito, aceptar ser pasos sin suelo, sin pies, sin camino.

En un mundo de consignas los versos poéticos llevan las de perder.

Entre tantas político-consignas y pitadas de árbitros cegatos,incitatorios de compras innecesarias desde rótulos de vallas y aleluyas mitinescas; un poeta le dijo a otro: ¿qué hacemos aún de vivos en este mundo?

Mientras tengamos un mar cerca que engulle nuestras penas y enjuague nuestros cuerpos no hay por lo que temer.

Saludos Eva, el primer nombre de mujer, la invitación a la desobediencia y al conocimiento.

En la aldea digital nos vamos reencontrando todos cuantos iniciamos la aventura de conocernos y seguimos estando en ello. Vivo muy bien en las marejadas de la civilización urbana desde que me doctoré como conocedor de sus reglas de juego pero lo que más me sigue reconfortando es continuar siendo un habitante de la utopía.

Tras los balances de ridículos; los contritos, por más dogmáticos que fueran, merecen el perdón de los sabios.¿por qué no poderte ser devoto? ¿llevarte a las alturas de un templo? ¿proponerte para idolatrías caseras? Repleto de agnosticidades, creo en la divina presencia de una sirena que se arriesga en tierra, fuera de su mar, donde todo es incierto. Te sosegaré verso a verso hasta devolverte todos los besos que las inclemencias te quitaron.

Devoraré todos tus sonrisas con mi hambre biográfica, te miraré y con eso volaré, energetizado por tus pupilas de hada. Te esperaré para aquella historia de ángeles para la que nunca encontramos a alguien con quien escribirla.

¿A dónde se fueron tus mamas lechosas que yo tuve como reserva para mis vuelos de escoba? ¿En qué quedaron tantas adivinanzas entre gentes que dan la espalda a la ciencia y desacreditan las intuiciones excelsas? ¿qué fue de mí sin ti, viajero de la oscuridad tras un punto brillante a un millón de años luz? ¿qué ha sido de ti sin mí, expoliada por platós, echada al tacho de los papeles arrugados? ¿De qué tintas estamos hechos, que con el orden de unas mismas palabras, podemos cantar los odios y los amores, las alabanzas y también practicar engaños? ¿qué será de ti sin mí si hemos dejado de buscarnos en el pantano de los ahogados?

Entre la eternidad del amor, mera hipótesis poética, y los reveses de los amores tentados; seguimos contando con un ángel y sus alas para que nos lleve a volar, mientras vamos mejorando como campeones de los dados.

En una pintura te encontré, con mi mirada de la tela te libré, corrimos fuera del museo para pintar las calles con nuestros pies.

Escribo lo que escribo, escribo por mí, pienso con mis letras y tú me has ayudado a pensar éstas. Cuando traslado frases no mías cito su autor. Cuando escribo lo que escribo, escribo por mí, me escribo y transcribo, me transporto y en todo ese trasiego, hasta te adivino.

Desde que dejé de ser monosilábico la poesía me hizo suyo, me he hecho río y alas, tránsito en los pasos, refractario a las balas.

En tu muro pintaré el grafitti que te ensalce, escribiré las palabras que te sosieguen, las declaraciones de amor que aún te falten.

Por primera vez hola, hola a ti que me dices hola, hola a todo lo que sea saludo y celebración. Hola, la palabra más sencilla con la que empieza todo lo que esté por venir.

En el tiempo en que se crearon los ángeles tu luz hubiera resplandecido en toda la tierra para usufructo de humanos perdidos, tintineantes con sus cabos de velas.

Perdido entre la botonería de los clicks no sé si soy un interludio o un capítulo terminado. Cuando fui un bohemio, por otros así declarado, un día me perdí en un pentagrama garabateado; sigo perdiéndome en la selva de los dígitos tan dispuesto a encontrarte como a que me encuentres.

Soy un ave rara ¿poeta, dices? Soy lo que soy: una historia haciéndose que empezó ya no recuerdo cuando y que ahora pasa por ti, aunque sea por un instante conociendo que cada instante resume todo lo de antes.

¿Las palabras son solo palabras? ¡No!, las palabras lo son todo: son los actos más constantes de la vida, por las que nos descubrimos y enamoramos. Si quien las dice de veras las dice sintiéndolas y no solo las habla y reproduce estaréis a salvo. No tengas miedo de sucumbir a ellas si ellas son pletóricas de sinceridad.

Ni látigos ni directrices. Ni amos ni esclavos. El olor a cuero para los orgasmos y los susurros para curar los pequeños daños. No hay nada que rebatir, somos palabras que volamos. Somos más que tres y mucho menos que el mañana.

No hay palabras sin silencios, entre voz y voz la pausa, entre un texto y el siguiente el silencio, la espera a veces y otras el reposo.

Coexistentes en la general irracionalidad, vamos levantando con pequeñas contribuciones de oasis, la frescura de un mundo sin fuegos ni espantos.